Home / Educación / PRESENTACIÓN Y ACTIVIDADES PARA EL PRIMER DÍA DE CLASE 2020- MINEDU

PRESENTACIÓN Y ACTIVIDADES PARA EL PRIMER DÍA DE CLASE 2020- MINEDU

Estimados maestros el primer día de clase es un momento muy especial y delicado. Es importante que como profesores dediquemos nuestra primera clase a conocerlos y que se conozcan (si es que no se conocen), presentar el curso y nuestros objetivos y conocer sus expectativas y formas de aprender.

En nuestro primer día de clase es importante crear un ambiente sereno y de confianza recíproca. Para ello, en esta entrada te proponemos una serie de actividades para realizar el primer día de clase  que seguro que te van a resultar muy útiles para empezar con buen pie con tu clase tengan el nivel o la edad que tengan.

Índice actividades de presentación:

  1. Nubes de palabras
  2. Ojos cerrados
  3. Paseando
  4. Repetir lo anterior
  5. Las dos ruedas
  6. Completando la información
  7. En fila india
  8. La estrella
  9. ¿Verdad o mentira?
  10. Busca a alguien que
  11. Esto me identifica
  12. Autoestima
  13. La macedonia
  14. El naufragio
  15. La telaraña
  16. Los periodistas
  17. Nombres entrecruzados
  18. Mi pasaporte lingüístico del español
  19. El bote preguntón

1. Nubes de palabras

El estudiante piensa palabras que lo definan (personas, comidas, adjetivos, lugares donde ha ido, etc.) y lo mete todo en una nube de palabras con la forma que él quiera. Luego utiliza esa nube para presentarse al resto y decorar su cuaderno o la clase con ella.

2. Ojos cerrados

Se coloca a los estudiantes en círculo y se les advierte que tienen que memorizar el físico de sus compañeros (cómo son y lo que llevan puesto). Con una pelota se presentan mientras se la pasan (yo soy … y saludo a …) si se conocen, y si no (yo soy … ¿y tú cómo te llamas?). Luego se les pide que se den la vuelta y que no se miren y que saluden a alguien del grupo nombrando alguna característica física (saludo a … que es / lleva / tiene… ).

3. Paseando

Habilitamos un lugar en el aula por donde los estudiantes puedan pasear. Ponemos música (no demasiado alta) y les pedimos que se muevan por el aula según las instrucciones que vaya dando el profesor: mostrándose alegres, cantando, con una maleta que pesa mucho, como un/a modelo, a cámara lenta, como un flamenco (el ave), como una persona con mucha autoestima, etc. Cuando se encuentren con alguien tienen que saludarse y aquí también jugamos con ellos. Primero que lo hagan mirándose a los ojos, después dándose la mano, después haciéndose una reverencia, en plan raperos con un saludo informal chocándose la mano, imaginando que vivimos en un país donde la gente se saluda chocando las rodillas o los hombros, etc. Durante la actividad, les puedes pedir que mientras se mueven de una determinada forma, vayan diciendo un trabalenguas o refrán a nuestra elección. ¡Puede ser muy divertido! 

4. Repetir lo anterior

Para esta actividad de presentación distribuimos a los alumnos en círculo y les pedimos que se presenten por turnos. El primer alumno se presenta (Yo me llamo Matías) y el siguiente repite el nombre del compañero y se presenta a sí mismo (Él se llama Matías y yo me llamo John) y así sucesivamente. Si nuestro grupo es muy pequeño, podemos repetir los nombres de todos los alumnos, de manera que en un grupo de 10, el último tendría que repetir los nombres de sus 9 compañeros. No obstante, si nuestro grupo es muy grande, tenemos varias alternativas: o bien repiten solo lo que ha dicho el anterior o bien hacéis varios grupos. Esta es una actividad que permite adaptarse muy bien a los diferentes niveles pidiéndoles que además del nombre digan otra información, por ejemplo: algo que les gusta (A2), algo que han hecho esta semana (B1), continuar la frase “deseo que…” (B2), o esta otra frase “si yo fuera un animal, sería…” (C1). Si queréis hacerlo mucho más entretenido, os recomiendo usar una pelota de espuma, música para lanzarse la pelota y parar la música para decidir quién es el siguiente en intervenir.5. Las dos ruedas

5. Las dos ruedas

Colocamos a los estudiantes en dos círculos con el mismo número de estudiantes, de modo que estén uno frente al otro. Con la música cada círculo empieza a caminar direcciones opuestas, cuando deje de sonar la música, tienen que presentarse a la persona que tienen delante de sí y conocerse. Como en la propuesta anterior, podemos pedirles que se presenten cada vez de una forma.

6. Completando la información

Cada estudiante prepara una hoja en blanco donde escribe su nombre en la parte superior y la pone con blu-tack o celo en la pared. A continuación, el profesor explica que mientras la música esté sonando se deben mover por la clase y buscar a algún compañero con el que deben hablar y obtener el mayor número de informaciones posibles (edad, aficiones, gustos…), y cuando la música deje de sonar, deben buscar el papel de ese compañero y completarlo con todas las informaciones que recordemos. Cuando vuelva a sonar la música hacen lo mismo, pero con otro compañero diferente y al detenerse la música completan su papel con los datos que no estén escritas ya en él. Esto lo pueden hacer durante 15 minutos. El profesor controla la música haciendo suficientes pausas como para que cada alumno hable al menos con 3 o 4 compañeros. Al final, los estudiantes se quedan la hoja del último compañero con el que han hablado y lo presentan al resto de la clase, leyendo las informaciones que contiene más las que han obtenido ellos, también les podemos decir que si hay errores intenten corregirlos. Es una muy buena forma para romper el hielo, conocerse y trabajar todas las destrezas de manera integrada.

7. En fila india

Esta es una actividad pensada para tímidos o niveles bajos de lengua porque no requiere de gran comunicación. Únicamente tienen que saber cómo presentarse, lo cual se puede hacer antes de la actividad. Hacemos una línea en el suelo con cinta aislante (preferiblemente) y les advertimos que no se pueden salir de la línea. Entonces se colocan todos en la línea y se les pide que se ordenen por orden alfabético (o por lo que queramos que se ordenen, por ejemplo, edad o altura), pero teniendo cuidado de no dejar de pisar la línea. Se puede dar un tiempo para darle más emoción. Al final se comprueba que fila india ha quedado bien presentándose cada uno por orden.

8. La estrella

Dibujamos una estrella en la pizarra, escribimos nuestro nombre dentro y en las puntas datos que nos identifiquen. Los estudiantes tienen que tratar de averiguar qué significa cada dato formulando preguntas de sí o no (¿tu color favorito es el azul?, ¿te gusta el chocolate?…). Cuando descubran todo, les repartimos unas estrellas para que escriban su nombre y datos sobre ellos. Después con su compañero tienen que hacer la misma dinámica que antes con el profesor, pero por turnos (primero pregunta uno y después el otro). Se puede hacer más divertido incorporando una información falsa en la estrella que la otra persona deberá adivinar. Te lo explicamos en la siguiente actividad.

9. ¿Verdad o mentira?

Si son estudiantes que se conocen bien, este actividad es ideal, se les puede poner a prueba para ver si de verdad se conocen tan bien. Podemos hacer la actividad con las mismas estrellas de antes o escribiéndolo en un papel. Les pedimos que escriban cinco datos sobre ellos que sean verdad y uno que sea falso. Mezclamos todas las presentaciones de cada uno y las repartimos. Nos aseguramos de que cada estudiante tenga la identidad de otra persona. Les damos un tiempo para prepararse su nueva identidad y hacemos que se presenten delante de la clase ocultando la información del nombre. Al finalizar, el resto de la clase tendrá que identificar quién es quién en realidad siendo capaces de decir cuáles eran las informaciones falsas.

10. Autoestima

Si ya se conocen, el profesor escribe papeles con los nombres de todas las personas de clase y los deposita en una caja o una bolsa, después las personas cogen un papel asegurándose que no son ellos y les pedimos que escriban en el mismo papel algo bueno sobre esa persona y cuando terminen que vuelvan a meter el papel. Después el profesor va sacando los papeles, nombra a la persona para que se levante y se presente y diga qué cree que han podido decir positivo sobre él/ella y finalmente el profesor lee el papel.

11. La telaraña

Nos sentamos en círculo y una persona del grupo sujeta la hebra de lana atada en un dedo y lanza el ovillo a otra persona, esa persona la lanza aleatoriamente a otra persona y así sucesivamente, formándose una bonita telaraña. Lo bonito de esta actividad es que se percibe como todo el grupo está conectado con una bonita red y notan sus propias vibraciones. Cuando una persona tiene el ovillo, se pueden hacer todo tipo de actividades. Por ejemplo, pueden decir algo que les gusta y algo que no les gusta, algo que hacen muy bien y algo que se les da mal o simplemente presentarse.

12. Los periodistas

El profesor forma equipos de 3 a 5 personas. En cada equipo tiene que haber un portavoz y un reportero. Primero se prepara un cuestionario con al menos diez preguntas para hacer a los miembros de los otros equipos. El portavoz dinamiza que todo marche bien. Cuando terminen los reporteros se levantan para sentarse junto a los miembros de otro grupo y plantear sus preguntas. Después el reportero vuelve al grupo y muestra las respuestas, en niveles más altos se les pide que hagan uso del estilo indirecto (Juan ha dicho que le gusta leer libros de aventuras)

13. Nombres entrecruzados

La actividad consiste en escribir en la pizarra todos los nombres unidos entre sí. Primero puede salir la profesora o el profesor, escribir su nombre y presentarse y con nuestro nombre en la pizarra, los demás alumnos van saliendo de uno en uno, escribiendo sus nombres entrelazándose y presentándose.

14. Mi pasaporte lingüístico del español

Proporcionamos a nuestros estudiantes un pasaporte para que puedan trabajar la información personal sobre ellos mismos y presentarse a sus compañeros. Además, este pasaporte será un documento para medir el progreso durante todo el curso mediante un sistema de insignias. Seremos nosotros quienes iremos premiando a nuestros estudiantes su actitud y su mejora de las diferentes destrezas lingüísticas y pegaremos los visados en su pasaporte para que los pueda lucir con orgullo.

15.    El bote preguntón

Metemos en un bote toda una serie de preguntas para conocer a nuestros estudiantes y sus expectativas sobre el curso y sobre la materia que van a aprender del tipo: ¿Qué es lo que más te gusta de esta escuela? ¿Qué esperas aprender en la clase de español? ¿Qué trucos tienes para aprender una lengua? ¿Qué aficiones tienes?. Colocamos el bote en la mesa del profe y vamos llamando uno a uno a cada estudiante. Lo saludamos y le pedimos que coja una pregunta y nos la de, la leemos para que la responda. Hay preguntas de todo tipo. Podemos adaptarlas al nivel de nuestros estudiantes, no es necesario hacerlas en español, lo importante aquí es conocer a nuestros estudiantes y tomar nota de todo aquello que nos parezca importante. Esta actividad es muy buena para combinarla con la actividad de nombres entrecruzados.

Si te gustó compártelo en tus redes sociales

About maludice7

Check Also

Plan de Tutoría, Orientación Educativa y Convivencia Escolar 2020

Las actividades propuestas en el presente plan de TOECE responden a las distintas situaciones problemáticas …