Home / Bienestar y Salud /  ATENCIÓN DE UN PACIENTE DIABÉTICO

 ATENCIÓN DE UN PACIENTE DIABÉTICO

 La diabetes se define como un trastorno metabólico que se caracteriza por una hiperglucemia secundaria a defectos en la secreción y/o en la acción de la insulina, que origina una enfermedad crónica micro-vascular, neuropática y/o macrovascular y la que produce mayor fallo renal.

  • Criterios diagnósticos de Diabetes Mellitus
  • Síntomas de diabetes (PPP) + Glucemia ocasional ≥ 200 mg/dl
  • Glucosa plasmática en ayunas ≥ 126 mg/dl (dos determinaciones)
  • Glucosa ≥ 200 tras 2 horas de una TOG con 75 gr de glucosa.

Tipos de diabetes mellitus:

  • Diabetes Mellitus Tipo 1: Asociada a procesos autoinmunes. Es producida por un déficit absoluto de insulina. Hace su aparición de forma brusca y en niños y adolescentes. Estos pacientes dependen de la administración de insulina para mantener la vida. Son muy propensos a producir cetosis.
  • Diabetes Mellitus Tipo 2: Habitualmente se asocia a un déficit parcial o resistencia insulínica. Es hereditaria. Suele darse en mayores de 45 años y en pacientes con sobrepeso. Su comienzo suele ser insidioso. Su tratamiento se basa en la dieta, el ejercicio y el tratamiento medicamentoso.
  • Diabetes gestacional
  • Otros tipos: Pancreatopatía Endocrinopatías, Inducidas por fármacos como corticoides, Infecciones…

COMPLICACIONES

Agudas: Hipoglucemias e hiperglucemias (cetoacidosis diabética y síndrome hiperosmolar no cetósico).

Crónicas:

  • Nefropatía diabética: Insuficiencia renal
  • Retinopatía diabética: Ceguera
  • Dermatopatía diabética: Alteraciones tróficas
  • Neuropatía diabética: Parestesias, dolor, pie diabético…
  • Arteriopatía: Cardiopatía isquémica, accidente vásculo-cerebral, isquemia mesentérica, isquemia periférica.

TRATAMIENTO:

  • Insulinodependientes: Es fundamental la administración de insulina. Esta puede ser de varios tipos, rápida (aspart y lispró), rápida regular (astrapid), intermedia (NPH) y de acción prolongada o basales (Glargina y detemir). Se administra una u otra en función de la duración, inicio y picos de acción.
  • No insulinodependiente: El tratamiento puede controlarse con una dieta equilibrada y la realización de ejercicio físico de forma regular. Como tratamiento medicamentoso cabe nombrar a los antidiabéticos orales. En caso de que no sean efectivos puede administrarse insulina.

La estrategia de prevención de la Diabetes Mellitus es la de controlar los factores de riesgo y promocionar hábitos de vida saludables, una dieta equilibrada y la realización de ejercicio físico.

ATENCIÓN DE ENFERMERÍA

Realizar seguimiento terapéutico: Educación sanitaria, prevenir situaciones de riesgo, integrar el tratamiento a su vida cotidiana y mejorar el control de su diabetes.

Actividades de los cuidados de enfermería:

  • Anamnesis sobre síntomas de hipoglucemias y otras manifestaciones de la DM.
  • Cumplimiento de la dieta, ejercicio y tratamiento
  • Evaluación del autocontrol
  • Exploración física (PA, glucemias, peso, revisión de pies…)
  • Participación
  • Desarrollo de programas de educación sanitaria individual y grupal.

CONTROL Y SEGUIMIENTO DEL PACIENTE DIABÉTICO

El control del paciente se empieza a realizar inmediatamente después del diagnóstico. Esta fase se caracteriza por constantes descompensaciones de los niveles de glucemia, por lo que se denomina “fase de compensación”.

Transcurrido  cierto tiempo desde el diagnóstico y una vez conseguido el control metabólico aceptable se inicia la “fase de mantenimiento” que se caracteriza por la estabilización clínica del cuadro, no debiendo esperarse variaciones muy importantes en los valores de glucemia.

  • Una complicación crónica que debe evitarse es el PIE DIABÉTICO.                                                                             Como consecuencia de la DM se produce una neuropatía que disminuye la sensibilidad dolorosa y postural en el pie pudiéndose producir desde úlceras superficiales hasta gangrena y amputación.

Para que esto no suceda debe realizarse:

  • Autoinspección diaria del pie.
  • Cura de cualquier lesión superficial
  • Vigilancia de la lesión (médico, enfermero, podologo)
  • Características del calzado: No usar puntera afilada y evitar tacones, usar cordones y material natural, inspeccionar el interior antes de comprar…
  • Mantener los pies limpios e hidratados
    • Lavado diario con agua y jabón suave y neutro
    • La ducha es la mejor forma. 5-10 minutos.
    • Agua tibia (34-36 ºC)
    • Secado exhaustivo, sobre todo entre los dedos
  • Cremas hidratantes (excepto entre los dedos): Esperar a que se absorba
  • Valorar siempre
    • Cortes. Uñas encarnadas (Ir al podólogo)
    • Cambios de color o sensibilidad

About maludice7

Check Also

VÍA DE ADMINISTRACIÓN INTRAMUSCULAR

Es la inyección aplicada en el tejido muscular profundo y que permite la introducción de …