Home / Bienestar y Salud / Los daños cerebrales más frecuentes y peligrosos causados por las drogas

Los daños cerebrales más frecuentes y peligrosos causados por las drogas

Las drogas alteran el funcionamiento químico del cerebro dándole mucha más dopamina de la que se produce en un proceso placentero habitual.

Toda adicción comienza con un acto voluntario, simplemente hacer una actividad diferente, probablemente comience como una actividad socializante, posteriormente, el sujeto decide repetir la experiencia, porque le gustó, y le hace sentir bien, según la influencia de su espacio social, la contención familiar, se detendrá, lo restringirá para momentos especiales, o continuará la escalada tóxica convirtiéndose el consumo en algo cada vez menos manejable.

Después, esa actividad se convierte en hábito, se comienza a realizar con mayor frecuencia e intensidad, el cuerpo se acostumbra y pasa a ser un vicio y cuando uno pierde la capacidad de controlar cierta actividad, entonces ya se incorporó una adicción.

Los daños cerebrales más frecuentes son:

  • Tabaco (nicotina): el humo atasca las arterias, dificultando la circulación sanguínea y aumentando el riesgo de infarto y de cáncer de pulmón.
  • Alcohol: el abuso destruye de forma irreversible las áreas de la memoria (hipocampo), el cerebelo (controla la coordinación) y la corteza cerebral.
  • Marihuana: puede afectar a la concentración y a la memoria a corto plazo y aumentar el riesgo de trastorno psicótico en alguien que ya tenga la tendencia.
  • Cocaína: inunda el cerebro de dopamina, acelera el corazón, incrementa el riesgo de infarto y puede causar ansiedad y paranoia.
  • MDMA y éxtasis: la serotonina nos hace sentir felices, confiados y sociables, pero en su ausencia lleva a la depresión y la ansiedad.
  • Opiáceos: crean adicción y dependencia, problemas derivados de la inyección (heroína) y las sobredosis relajan tanto que apagan los pulmones y el corazón.​
  • Alucinógenos (LSD y psicobiscina): distorsionan la percepción, los efectos son impredecibles y duran hasta 12 horas, pueden llevar a la psicosis y las conductas arriesgadas.

Hay algunas causas centrales que pueden iniciar el consumo y que también intervienen en la continuidad del mismo:

  • Como una respuesta ante la angustia.
  • Ante un intento de salir de la realidad en que se vive.
  • Para superar una inhibición.
  • Al desamparo social y/o familiar.
  • En situaciones de aislamiento y soledad.
  • En satisfacer la curiosidad sobre los efectos de determinadas sustancias.
  • A presión de quienes rodean al adicto y necesidad de pertenencia a un grupo, y de ser aceptado.
  • En ausencia de proyectos, falta de autoestima.
  • A un ambiente desfavorable, crisis familiares.
  • Fácil acceso a sustancias adictivas.
  • Deseo de tener experiencias nuevas, emocionantes o peligrosas.

A lo largo de este proceso la persona pasa por diversas etapas que progresivamente aumentan la gravedad de la adicción, cada etapa se relaciona con la severidad del problema y son las siguientes:

Estas fases no están separadas realmente y es difícil saber exactamente donde está ubicado un adicto en el proceso, pero en la mayoría de los casos se pueden utilizar para entender mejor la severidad del problema:

Etapa temprana

Esta es la etapa de consumo experimental, recreacional, que no tiene ninguna consecuencia negativa, la persona se siente igual, sigue en control de sus acciones, la persona se describe como un consumidor pasivo, el consumo es privado, limitado a uno o dos consumos en unos meses.

El sujeto consume en forma esporádica droga principalmente motivado por lograr la aceptación de quien lo rodea. En esta etapa no se considera un adicto, no han cambiado sus valores, no requiere de ingresos para consumirla puesto que la modalidad de consumo es principalmente con los amigos, siendo estos quienes proveen la droga.

Los familiares no se han enterado y no lo imaginan, no hay cambios en el comportamiento diario de la persona. Lo que va a marcar la diferencia en esta etapa de quien se transforme en un drogadicto con un consumidor esporádico va a ser principalmente la aceptación de sus compañeros.

Etapa media de abuso o adictiva

En esta etapa ya existen ciertas alteraciones en el cerebro, y esto se manifiesta en episodios de uso descontrolado que tal vez no son tan frecuentes, pero son evidencia del inicio de un problema, sin embargo se comienzan por tener las primeras consecuencias físicas.

Etapa agravada, crítica o terminal

En esta etapa se manifiestan alteraciones a nivel cerebral, la tolerancia aumenta, por lo que la dependencia de la sustancia es mayor.

El estado “normal”, sin drogas, es peor que el inicial y este trastorno del ánimo aumenta la necesidad y la compulsión por lograr la euforia que se vive bajo los efectos de la droga.

Se presentan deterioros en la personalidad tanto en los comportamientos como en las habilidades asertivas.

En este momento, la situación es incontrolable, ni la familia ni el sujeto por sí mismo pueden revertir la situación. Para salir de la drogadicción se requiere de un contexto adecuado y de ayuda especializada como una clínica de rehabilitación para las adicciones.

 

Rehabilitación

La rehabilitación es el conjunto de tratamientos dirigidos a reeducar y orientar a personas que han sufrido algún tipo de disminución (física, psíquica o sensorial), de modo tal que sustituya las condiciones que faltan por otras que les permite desenvolverse con relativa autonomía y alcanzar una adecuada integración a la sociedad.

Reinserción Social

Proceso mediante el cual se trata de re-insertar a la vida social a una persona que ha vivido marginada y excluida, durante un cierto tiempo, del medio social al que pertenece.

About maludice7

Check Also

VÍA DE ADMINISTRACIÓN SUBCUTÁNEA

La vía subcutánea también llamada hipodérmica. Consiste en la administración de pequeñas cantidades de medicamento …