Home / Bienestar y Salud / INTUBACIÓN ENDOTRAQUEAL: Materiales, procedimiento y cuidados

INTUBACIÓN ENDOTRAQUEAL: Materiales, procedimiento y cuidados

La intubación endotraqueal es un procedimiento que se basa en la introducción de un tubo a través la nariz o la boca del paciente hasta alcanzar la tráquea.

Se realiza en situaciones donde existe compromiso del sistema respiratorio y se requiere de manera artificial mantener la vía aérea.

Conjunto de actividades encaminadas al aislamiento y protección de la vía aérea, facilitando la ventilación artificial y la aspiración de secreciones.

OBJETIVOS

Mantener la permeabilidad de la vía aérea respiratoria.

Favorecer el intercambio gaseoso.

PERSONAL

  • Médico.
  • Enfermera.
  • Técnico en Cuidados de Enfermería.

MATERIAL

Guantes

Campo estéril.

Laringoscopio con pilas.

Pinzas de Magill.

Guías, fiador o estilete.

Tubos endotraqueales de tamaño adecuado.

Lubricante anestésico e hidrosoluble.

Jeringas de 10 ml.

Toma de vacio para aspiración

Sondas de aspiración de tamaño adecuado.

Medicación para: anestesia – sedación, analgesia y relajación.

Cánulas orofaríngeas de distintos tamaños.

Sistema de 02.

Sistema de fijación (vendas, esparadrapos).

Gasas estériles.

Fonendoscopio.

Pulsioxímetro.

Bolsa autohinchable (Ambú®) mascarilla-reservorio.

EJECUCIÓN

PREPARACIÓN DEL PERSONAL

Asegurar que todo el material esté a mano.

Higiene de manos.

Colocación de guantes.

PREPARACIÓN DEL PACIENTE

Identificación del paciente.

Informar al paciente y/o familia sobre el procedimiento a realizar y finalidad del mismo si está consciente.

Colocación del paciente en decúbito supino sin almohada con la cabeza en hiperextensión.

PREPARACIÓN Y PROCEDIMIENTO

Verificar la correcta monitorización del paciente.

Asegurarse que no lleve prótesis dental.

Comprobar el correcto funcionamiento del balón del tubo endotraqueal.

Comprobar el buen funcionamiento del laringoscopio.

Retirar el cabezal de la cama y separarla de la pared.

Si el paciente lleva SNG, colocarla en declive.

Limpieza bucal y aspiración de secreciones bucofaríngeas.

Administración de la medicación prescrita para sedar o relajar al paciente.

Hiperoxigenar con FiO2 al 100% según indicaciones.

Entregar al médico el laringoscopio, tubo endotraqueal con fiador introducido, pinzas de Magill y lubricante, si precisa.

PROCEDIMIENTO

Antes de comenzar debemos informar al paciente si esté se encuentra en un estado de conciencia.

Comenzaremos colocando al paciente en decúbito supino para alinear el eje de la boca, faringe, laringe y tráquea, realizaremos una hiperextensión cervical salvo contraindicación.

Una vez realizado el lavado de manos y colocados los guantes estériles, abriremos la boca del paciente de forma manual y aspiraremos por si encontramos secreciones en la boca o faringe, ventilaremos y pre oxigenaremos.

Entregaremos al médico el laringoscopio, que lo introducirá en el paciente, dándole previamente el tubo endotraqueal elegido.

Una vez colocado, inflaremos el balón del neumotaponamiento y ventilaremos con ambú. Tras comprobar la ventilación mediante la auscultación de ambos pulmones, comenzaremos con la ventilación mecánica y fijaremos el tubo.

Comprobaremos mediante RX de tórax la colocación correcta del tubo y deberemos vigilar la presión del balón del neumotaponamiento.

Es muy importante por último, anotar en las incidencias del paciente todos los materiales y fecha en la que los hemos usado.

Como cuidados enfermeros posteriores al procedimiento:

  • Comprobar por turnos la posición del tubo auscultando ambos pulmones.
  • Cambiar la fijación y puntos de apoyo del tubo periódicamente para evitar heridas por fricción.
  • Marcar con un rotulador el tubo a nivel de la comisura labial, para controlar su posición y evitar desplazamientos.
  • Aspiraremos secreciones cuando sea necesario.
  • Realizaremos higiene bucal con colutorio y de la nariz con suero, además de hidratar los labios con vaselina.
  • Siempre manipularemos el tubo con estricta asepsia, evitando la obstrucción del TET.
  • Finalmente dejaremos al paciente de la formas más cómoda y limpia.

CONCLUSIÓN:

La intubación endotraqueal es de gran importancia ya que gracias a ella podemos realizar el intercambio de gases, los cuales mantienen a nuestro organismo con vida, ayudando así a disminuir la mortalidad en pacientes con problemas respiratorios.

Que la enfermera/o tenga una formación previa, ayuda en gran medida a que el procedimiento se lleve a cabo de forma exitosa.

About maludice7

Check Also

MANEJO DE LAS ALTERACIONES DEL EQUILIBRIO ÁCIDO-BASE

Para el manejo de las alteraciones del equilibrio ácido-base debemos saber que el metabolismo normal …