Home / Bienestar y Salud / TERAPIA INHALATORIA: Procedimiento, indicaciones y riesgos

TERAPIA INHALATORIA: Procedimiento, indicaciones y riesgos

La terapia inhalatoria describe la selección de dispositivos y la administración de aerosoles en la vía aérea superior y el parénquima pulmonar en el paciente agudo que acude a un servicio de urgencias.

DESCRIPCIÓN DEL PROCEDIMIENTO

La aerosolterapia es la administración nebulizada de partículas al tracto respiratorio con propósitos terapéuticos. Un aerosol es una suspensión de partículas líquidas o sólidas de 0,001 a 100 micras en un volumen de gas.

El rango de tamaño de partículas que interesa desde el punto de vista terapéutico va desde 1 a 10 micras. Las partículas dentro de este rango son suficientemente pequeñas para existir en suspensión y entrar a los pulmones y suficientemente grandes para depositarse allí portando la cantidad requerida de un agente terapéutico.

Las partículas de 10-15 micras se depositan en la superficie de la nariz y la boca; las partículas de 5-10 micras en las vías aéreas superiores (de la tráquea hasta los bronquios de sexta generación) y las de 1-5 micras, denominadas fracción respirable de la nube de aerosol, alcanzan las vías respiratorias bajas más allá de los bronquios de sexta generación.

-. Mayor efecto a menor dosis. -. Disminuye los efectos adversos. La vía inhalatoria permite depositar el fármaco en el pulmón directamente sin tener que utilizar la vía sistémica. Esto posibilita utilizar una menor cantidad de fármaco con un efecto más rápido y potente que si utilizamos la vía sistémica, además de provocar menos efectos secundarios. Mejora la relación coste beneficio.

Los tres objetivos generales la de aerosolterapia en el cuidado respiratorio son:

1 Humidificar los gases secos inspirados usando agua en aerosol.

2 Mejorar la movilización y la evacuación de las secreciones respiratorias, incluyendo la inducción de esputo, usando aerosoles blandos (agua o solución salina hipertónica o hipotónica).

3 Administrar medicamentos con efecto local o sistémico.

INDICACIONES

1.Administración de medicamentos con efectos locales o sistémicos.

2.Inflamación de la vía aérea superior (por ejemplo, la inflamación secundaria a laringotraqueobronquitis).

3.Anestesia de las vías aéreas (por ejemplo, el control del dolor, la tos y las náuseas durante fibrobroncoscopia).

4.Enfermedad de las vías aéreas inferiores (administración de broncodilatadores, antibióticos, antivirales, antimicóticos, surfactantes y enzimas, sobre los bronquios y el parénquima pulmonar).

5.Enfermedad sistémica (por ejemplo, en la administración de péptidos como la hormona antidiurética).

6.Fluidificación de secreciones bronquiales secas difíciles de expectorar.

7.Humidificación del oxígeno administrado para prevenir o revertir la retención de secreciones.

8.Humidificación de las vías aéreas inferiores cuando la vía aérea superior ha sido sobrepasada mediante intubación o traqueostomía.

CONTRAINDICACIONES

Las contraindicaciones se relacionan específicamente con la hipersensibilidad conocida a los medicamentos administrados.

Es de gran importancia revisar las indicaciones y contraindicaciones de los medicamentos antes de iniciar el procedimiento.

La utilización de aerosoles blandos (ejemplo solución salina hipertónica) está contraindicada en pacientes con obstrucción bronquial o con historia de hiperreactividad de la vía aérea.

RIESGOS Y COMPLICACIONES

Los riesgos y complicaciones de la aerosolterapia medicamentosa se relacionan directamente con los siguientes aspectos que deben ser adecuadamente evaluados y controlados: tipo de medicación, dosis, contraindicaciones específicas, dispositivo para la administración, tiempo de utilización y técnica aséptica en el manejo del equipo y de las soluciones.

A continuación se describen los riesgos y complicaciones asociados con la aerosolterapia según la indicación y el sitio de administración: La administración de medicamentos antiinflamatorios en la vía aérea superior puede producir:

Broncoespasmo.

Síntomas de rebote.

Efectos sistémicos colaterales. La administración de aerosoles para anestesia de la vía aérea puede producir: Inhibición del reflejo nauseoso.

Espasmo laríngeo.

Deshidratación del epitelio.

Reacción alérgica.

Efectos sistémicos excesivos (por ejemplo, arritmia por lidocaina).

Broncoespasmo.

Infección nosocomial por contaminación del dispositivo o de la medicación administrada. Los medicamentos para enfermedad sistémica pueden causar irritación nasal o efectos tóxicos. Los riesgos asociados con la aerosolterapia en las vías aéreas inferiores y en el parénquima pulmonar incluyen: Retención de secreciones secundaria a la sobrehidratación de las mismas ocasionando obstrucción total o parcial de las vías aéreas.

Broncoconstricción asociada, relacionada en algunos casos con el uso de solución salina al 0,45% o al uso de micronebulizadores ultrasónicos.

Efectos cardiovasculares asociados con broncodilatadores a altas dosis.

Sobre dosificación del medicamento, debido al uso repetitivo de nebulizadores tipo Jet y ultrasónicos, en cuyos reservorios se depositan partículas del medicamento.

Infecciones nosocomiales, principalmente por bacilos gram negativos como P. aeruginosa, relacionadas con una inadecuada asepsia y esterilización de los equipos.

LIMITACIONES DE LA AEROSOLTERAPIA

En la vía aérea superior: en presencia de excesiva secreción nasal o de edema de la mucosa nasal, el medicamento puede no alcanzar el sitio de acción propuesto. Igualmente, el depósito puede verse comprometido por la presencia de pólipos nasales o por una desviación del tabique.

En el parénquima pulmonar: el depósito de las partículas en aerosol es pobre y depende de las propiedades físicas del aerosol (tamaño, concentración, humedad) y la colaboración y el patrón respiratorio del paciente (volumen inhalado, frecuencia respiratoria). Las siguientes situaciones clínicas están asociadas con reducción del depósito del aerosol en el parénquima pulmonar; en su presencia, se debe considerar el aumento de la dosis del medicamento para lograr optimizar su penetración y con ello el depósito: ventilación mecánica, vía aérea artificial y obstrucción severa

About maludice7

Check Also

VÍA DE ADMINISTRACIÓN SUBCUTÁNEA

La vía subcutánea también llamada hipodérmica. Consiste en la administración de pequeñas cantidades de medicamento …